Bianchini and small family business / Bianchini y la pequeña empresa familiar (+ VIDEO)

Alain L. Gutiérrez AlmeidaKatia Bianchini, Swiss-Italian who arrived in Cuba in the 60’s, carrying with greater efficiency executive woman’s life. He traveled halfway around the world, his family growing up in Cuba, a company paid him a salary of Europe to bring expenses in a third world country. But he was exhausted. In 2013, Katia Bianchini reinvented as a profession what he enjoyed doing: cooking sweets. With their children, opened a French patisserie in aging part of Havana. Dulcerías Bianchini. The first. A year later, open the second.

How to balance out a sustainable, responsible, socially troubled business, and the demands of survival of the market?

It’s a dose of idealism in one hand, and pragmatism on the other. And accounting is an indispensable tool, knowing what I invest, what I can afford. There will always be a way to skirt the pitfalls, but it is vital science of accounting, knowing handle the cash register wisely. And above all, have a concept.

What is yours?

The activity of the service, to meet others like in your living room with all the science that entails, because it really is a science that involves intelligence, good taste, search for balance, culture …
Those who would like to follow me on this project should deepen, enter that line. Not only provide good coffee, is beyond, it is the concept: giving the better of you .

Alain L. Gutiérrez Almeida

He’s talking about a culture of work, the service, that the future of the Cuban context, in a moment came almost to disappear.  How to rescue her just now?

It is a rather complex phenomenon. But first, I am convinced of the existence of a generation, which although not lived as a customer perceives that must go further in service culture, work, and are willing to get there. It will not be easy, but I think that competition will favor. There are five hundred dining options in Havana, of which how many actually taken into account? Excellence which will be proposed. Beyond the profits which are also important because no sostendría- initiative is a constant rereading between offering excellence, and how much it costs me to offer it, between not being too expensive to cover the widest possible sector and achieve economic sustainability.

What types of businesses need to Cuba?

The way that we must find to survive, must go through the recovery of scents left behind, they are still there, but empower them. Encourage the person making cassava and coconut cream cone at Guantanamo. I can find a farm where the best world guavas are harvested and can use them for my sweet, that things do not come in containers, but to find them here. There are thousands of examples. Back to seek the origins, which is part of the Cuban cultural DNA, and that will distinguish us, lift us for the rest of the world. I say take all possibilities open to harness the creativity of the people, to create mechanisms for the development of that creativity, especially creating mechanisms, not obstacles.

Alain L. Gutiérrez Almeida

How favorable is now believed that the Cuban context for any type of project?

Now what you propose to do, within the bounds of what is allowed, has more freedom of realization. To make money, unfortunately many people believe that anything goes, and I think there is a limit, and I hope that is not the future of Cuba, it may contain. Then the legislation must be aimed at giving a solid foundation to all healthy production initiatives. That the State manage the central energy resources, mines, strategic lines. Our leaders should stop going after the problem behind the ball, to legislate in advance, to avoid repeating an unforeseen arises, and then comes the containment. It is basic and has to be done now. And now, of course, is favorable to entrepreneurship because it is all done, because the state has initiated the transfer of most services to the private economy. And there will be many people who do not know the right choice, nor have the necessary experience, but that is a normal process anywhere. There will always be people with more research, more organic projects, and others who do not survive.

We must find a balance between profit and excellence, a name given by honesty and respect for others balance. Good things take those qualities. Because I believe that the triumph not only reach so relentless, mind mafia, the assailants economies. That was a concept that triumphed in the 50’s. But at this time we see these people with limited minds, who achieve great gains in the first impact, but aim for excellence, honesty, respect, long-term end in failure.

Alain L. Gutiérrez Almeida
5 RECOMMENDATIONS FOR ENTREPRENEURS CUBAN KATIA BIANCHINI

Having good advice in accounting.
To design a coherent project.
Thinking that often do not win in three months what was invested at the beginning.
Wait patiently, then pick sow.
Having an eye for selecting people with whom you choose to create a team.

Taked and adapted from Luis Alejandro Yero’s article in OnCuba magazine

——————————————————————-
Alain L. Gutiérrez AlmeidaKatia Bianchini, suiza-italiana que llegó a Cuba en los años 60’s, llevaba con la mayor eficiencia la vida de mujer ejecutiva. Viajaba por medio mundo,  su familia crecía en Cuba, una empresa le pagaba un salario de Europa para llevar los gastos en un país tercermundista. Pero se agotó. En el 2013, Katia Bianchini se reinventó como profesión lo que más disfrutaba hacer: cocinar dulces. Junto a sus hijos, abrió una pastelería francesa en la parte más envejecida de La Habana. Dulcerías Bianchini. La primera. Un año después, abriría la segunda.

¿Cómo lograr el equilibrio entre llevar un negocio sustentable, responsable, socialmente preocupado, y las exigencias de sobrevivencia del mercado?

Es una dosis de idealismo en una mano, y de pragmatismo en la otra. Y la contabilidad es una herramienta indispensable, el saber en qué puedo invertir, qué me puedo permitir. Siempre habrá una manera de bordear los escollos, pero es vital la ciencia de la contabilidad, el saber manejar la caja contadora con sabiduría. Y sobre todo, tener un concepto.

Alain L. Gutiérrez Almeida¿Cuál es el suyo?

La actividad del servicio, de atender a los demás como si fuera en la sala de tu casa, con toda la ciencia que eso conlleva, porque realmente es una ciencia que entraña inteligencia, buen gusto, búsqueda del equilibrio,  cultura…

Los que quisieran seguir conmigo en este proyecto  deben profundizar, entrar en esa sintonía. No solamente ofrecer un buen café, es más allá, se trata del concepto: dar lo máximo que da uno de sí.

Está hablando de una cultura del trabajo, del servicio, que por el devenir del contexto cubano, en un momento llegó casi a desaparecer. ¿Cómo rescatarla justamente ahora?

Es un fenómeno bastante complejo. Pero en primer lugar, estoy convencida sobre la existencia de una generación, que aunque no lo vivió como cliente, percibe que debe irse más lejos en la cultura del servicio, del trabajo, y están dispuestos a llegar allí. No va a ser sencillo, pero pienso que la competencia lo va a favorecer. Hay quinientas opciones para comer en La Habana, de las cuales ¿cuántas realmente se tomarán en cuenta? Quedarán las que se propongan la excelencia. Más allá de las ganancias -que también son importantes porque ninguna iniciativa se sostendría-,  es una relectura constante entre ofrecer excelencia, y cuánto me cuesta ofrecerla, entre no ser demasiado caro para abarcar un sector lo más amplio posible y lograr la sustentabilidad económica.

Alain L. Gutiérrez Almeida

¿Qué tipos de emprendimientos necesita Cuba?

La manera que nosotros debemos encontrar para sobrevivir, debe pasar por la recuperación de las esencias que quedaron atrás, que aún están allí, pero potenciarlas. Estimular a la persona que hace casabe o cucurucho de coco en Guantánamo. Que yo pueda hallar una finca donde se cosechen las mejores guayabas del mundo y pueda utilizarlas para mis dulces, que las cosas no vengan en contenedores, sino poder hallarlas aquí. Son miles los ejemplos. Volver a buscar los orígenes, lo que forma parte del ADN cultural cubano, y eso nos hará distinguirnos, elevarnos para el resto del mundo. Hablo de tomar todas las posibilidades que se abren para aprovechar la creatividad de las personas, crear los mecanismos para el desarrollo de esa creatividad, sobre todo crear los mecanismos, no las trabas.

¿Cuán favorable cree que sea ahora mismo el contexto cubano para cualquier tipo de emprendimiento?

Ahora lo que uno se proponga hacer, dentro de los márgenes de lo permitido, tiene más libertad de realización. Para hacer dinero, desgraciadamente muchas personas creen que cualquier cosa sirve, y pienso que existe un límite, y espero que eso no sea el futuro de Cuba, que se pueda contener. Entonces la legislación tiene que ir encaminada a darle una base sólida a todas las iniciativas sanas de producción. Que el Estado maneje los recursos energéticos centrales, las minas, los renglones estratégicos. Nuestros dirigentes deben dejar de ir tras el problema, detrás de la bola, deben legislar por adelantado, para no repetir que surge un imprevisto, y luego viene la contención.  Es lo básico y tiene que hacerse ahora. Y el momento, por supuesto, es favorable para los emprendimientos porque está todo por hacer, porque el Estado ha iniciado el traspaso de la mayoría de los servicios a la economía privada. Y habrá muchas personas que no sabrán hacer la elección  justa, ni tendrán la experiencia necesaria, pero eso es un proceso normal en cualquier parte. Siempre existirán las personas con proyectos mejor estudiados, más orgánicos, y otros que no logran sobrevivir.

Hay que hallar el equilibrio entre la ganancia y la excelencia, un equilibrio dado por la honestidad y el respeto hacia los demás. Las buenas cosas llevan esas cualidades. Porque creo que el triunfo no solo lo alcanzan los implacables, los mafiosos de mente, los asaltadores de economías. Ese fue un concepto que triunfaba en los años 50′. Pero en este momento vemos a estas personas con mentes limitadas, que logran grandes ganancias en un primer impacto, pero sin proponerse la excelencia, la honestidad, el respeto, a largo plazo terminan en el fracaso.

Alain L. Gutiérrez Almeida

5 RECOMENDACIONES DE KATIA BIANCHINI PARA EMPRENDEDORES CUBANOS

Tener buena asesoría en contabilidad.

Saber diseñar un proyecto coherente.

Pensar que muchas veces no se ganará en tres meses lo que se invirtió al inicio.

Esperar pacientemente: sembrar para luego recoger.

Tener buen ojo para seleccionar a las personas con las que se decide crear un equipo de trabajo.

Taked and adapted from Luis Alejandro Yero’s article in OnCuba magazine

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s